6
Sep 19

Música para el alma - Selección 10 vídeos

Música para el alma - Selección 10 vídeos
4 HORAS DE MUSICA ROMANTICA INSTRUMENTAL PAN FLUTE mp4 https://www.youtube.com/watch?v=jReOEftQuA8
Canciones Relajantes: https://www.youtube.com/watch?v=1zInFjNT0p4
Musica Relajante: TITANIC Musica Relajante con Piano y Flauta para Trabajar y Concentrarse https://www.youtube.com/watch?v=ZkmGExE6rzQ
LAS CIEN MELODIAS MAS BELLAS DE TODOS LOS TIEMPOS (2 de 3) Seleccion de Cecil González https://www.youtube.com/watch?v=QyI7Z-TqSl0
Lo Mejor de Ennio Morricone - Las Mejores Bandas Sonoras de Películas https://www.youtube.com/watch?v=9GPbTmVcd1I
Esta música se puede escuchar para siempre !!! La Música más Hermosa del Mundo! https://www.youtube.com/watch?v=_-m3YhxJ8U0
La canción mas hermosa de la música clásica - Albinoni - Adagio in G Minor https://www.youtube.com/watch?v=nDl6dRonrnQ
Concierto de Aranjuez, flugelhorn solo https://www.youtube.com/watch?v=Q8-3lhTT9WI
Carl Orff - O Fortuna ~ Carmina Burana https://www.youtube.com/watch?v=GXFSK0ogeg4
Así hablo Zarathustra. R. Strauss - (2001, Una odisea en el espacio) https://www.youtube.com/watch?v=x70xfXm6h-4

Tags: ,
6
Sep 19

Depresión: 12 consejos para prevenirla

Depresión: 12 consejos para prevenirla
Varias claves para comprender la depresión y tratar sus causas.
La mayoría de expertos coinciden en afirmar que son muchas las personas que pueden sufrir depresión en algún momento de la vida. Esto no es de extrañar con el ritmo de vida de la sociedad actual y la influencia de la cultura de las sociedades occidentales, que suelen premiar a los individuos atractivos o exitosos (por ejemplo, a nivel laboral).
Además, esta situación se ha incrementado con la crisis económica, que ha provocado situaciones de vulnerabilidad para muchos individuos. Al hablar de desaceleración económica es inevitable hacer alusión al estado emocional de la persona. De hecho, incluso su terminología en la recesión económica se suele relacionar con conceptos del estado de ánimo: un ejemplo puede ser “La Gran Depresión” consecuencia del crac del 29.

Distintas causas de la depresión
No existe una idea única y definitiva sobre las causas de los trastornos del estado de ánimo: factores biológicos, educativos o psicosociales suelen interactuar en la aparición de esta patología. Existen varios tipos de depresión: depresión mayor, distimia, trastorno afectivo estacional, etc. Por tanto, este fenómeno se ha abordado desde diferentes puntos de vista, dando lugar a diferentes modelos explicativos que inciden en aspectos biológicos, psicológicos o sociales.
En general, parece haber cierto consenso en afirmar que existe una mayor o menor predisposición a padecer un trastorno depresivo ante unos desencadenantes (situaciones, hechos, etc.) de mayor o menor magnitud, que podrían aparecer en un determinado momento del curso de la vida. Por ejemplo, un rechazo o las dificultades económicas pueden ser motivo suficiente para desestabilizar emocionalmente a un individuo, pero su interpretación de los hechos parece ser clave en el desarrollo de este trastorno.

Los 12 consejos para prevenir la depresión
Por eso, la educación puede ayudar a muchas personas a interpretar de manera positiva las distintas situaciones negativas que pueden surgir a lo largo de la vida, actuando como un factor protector. Y a pesar de que en algunos casos graves es necesario acudir a un especialista para que éste pueda ayudar a superar el trastorno lo antes posible, es posible adquirir una serie de hábitos para prevenir la aparición de esta patología:

  1. Mejora la inteligencia emocional (IE)
    Manejar las emociones de forma inteligente se considera fundamental para la propia adaptación física y psicológica. La inteligencia emocional se entiende como un conjunto de habilidades que permiten percibir, valorar y expresar emociones, acceder a ellas, comprenderlas y, por último, regularlas. La experiencia emocional puede ser vivida de dos formas distintas: la experiencia directa y la reflexión acerca de la experiencia.
    Son muchas las investigaciones que concluyen que la inteligencia emocional es un indicador útil para valorar el bienestar emocional y el ajuste psicológico de las personas. De hecho, puntuaciones altas en inteligencia emocional se asocian con una interpretación más optimista de los sucesos que ocurren, una mayor satisfacción con la vida y una mayor de salud psíquica.
    En un principio se pensó que la relación entre inteligencia emocional y depresión era indirecta. Sin embargo, investigaciones posteriores han mostrado que un bajo nivel de IE influye directamente en las puntuaciones que se obtienen en depresión. Asistir a cursos o seminarios de inteligencia emocional puede ayudar a mejorar esta habilidad y, por tanto, a prevenir la depresión.
  2. Practica ejercicio
    Seguramente ya habrás escuchado esto antes, pero te lo vamos a repetir: el ejercicio físico te aporta muchos beneficios tanto físicos como psicológicos. Para prevenir la depresión el ejercicio físico es positivo, pues favorece la liberación de endorfinas, unas sustancias químicas que producen sensación de felicidad y euforia.
    Además, tanto el ejercicio cardiovascular como el trabajo de resistencia anaeróbica (por ejemplo, el trabajo con pesas) van a aportarte beneficios para tu salud física y mental. Por último, practicar ejercicio también puede mejorar la imagen que tienes de ti mismo, y esto puede ayudar a mejorar tu autoestima. Ejercitarte tres veces por semana, en sesiones de 45 minutos, puede ser suficiente para prevenir trastornos del estado de ánimo.
  3. Come sano y equilibrado
    La dieta no va a curar la depresión, pero puede ayudar a que nos sintamos mejor. Comer sano y equilibrado mejora la salud y el bienestar mental, pues repercute en la salud general y, por tanto, en la salud mental. Algunos estudios afirman que la dieta mediterránea es ideal para prevenir la depresión. Esto ocurre porque es una dieta rica en folato y vitaminas del grupo B que son esenciales en las rutas metabólicas de la metionina, homocisteina y para la s-adenosil-metionina (SAM), implicadas en la biosíntesis de neurotransmisores que afectan al estado de ánimo, como la dopamina y la serotonina.
    Otras investigaciones afirman que comer alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 (como sardinas, trucha o frutos secos) reduce los síntomas de la depresión. Además, comer alimentos ricos en triptófano ayuda a prevenir la depresión. Por último, es necesario evitar los alimentos grasas “trans” (como la bollería industrial), pues favorecen los síntomas depresivos. Estos participan en el aumento peso corporal y hacen a los individuos más ser infelices.
  4. Ten una vida social activa y practica tus hobbies
    Tener una vida social activa se ha demostrado que es eficaz para prevenir la depresión. Rodearse de buenos amigos, acudir a eventos y practicar los hobbies que nos gustan, son positivos para tener una vida más plena.
    Por tanto, es necesario no aislarse y salir a la calle a pasar buenos momentos. Apoyarte en tus amigos íntimos y en tus familiares, es decir, en personas que se preocupan por ti, es un factor protector de la depresión. Además, si éstos son divertidos, te harán pasar un buen rato y te transportarán a un estado de ánimo positivo y agradable.
    Además, practicar nuestros hobbies da sentido a nuestras vidas. Encontrar esas actividades que nos motivan y nos hacen estar en estado de flow nos van a proporcionar momentos increíbles. De hecho, un estudio realizado en Japón demostró que aquellas personas que practicaban ejercicio físico regularmente, se alimentaban con una dieta saludable y disfrutaban de sus hobbies, eran más felices y eran menos propensos a sufrir depresión.
  5. Deja de compararte con los demás y deja de pensar en lo que los demás piensan de ti
    Compararse continuamente con los demás puede tener consecuencias negativas para tu autoestima. El mundo en el que vivimos nos exige ser perfectos en todo y en todo momento, incluso de manera irracional. Pero no sólo compararse con los demás es negativo, sino que es habitual estar pendientes de gustar los demás todo el tiempo.
    A todos nos gusta caer bien y ser aceptados por los demás, pero muchos gastan demasiado tiempo y energía intentando gustar a otros. El desgaste psicológico de compararse con los demás y de estar pensando en agradar a todo el mundo no es sano y produce estrés innecesario.
  6. Vive el presente
    Vivir el presente cuida tu salud emocional y tu estado anímico. Esto parece fácil de hacer, pero habitualmente estamos con el cuerpo en el presente pero la mente en el pasado o el futuro. Aprender a vivir en el presente te ayuda a mejorar el bienestar y te protege contra la depresión. Éste es uno de los principios de la terapia Mindfulness.
  7. Ponte metas realistas
    Incluso si comes sano, haces deporte y vives el presente, nada te motivará más que tener un propósito en la vida o unos objetivos que conseguir. Una investigación de Blue Zones, concluyó que aquellos que tenían un propósito en la vida vivían hasta siete años más.
    Ahora bien, marcarse objetivos irracionales tiene un efecto negativo en tu bienestar. Por tanto, es necesario que las metas que te marques sean realistas. Por último, no hay que olvidar que no solamente los objetivos a largo plazo van a tener un efecto positivo, sino que, además, es necesario tener objetivos a corto plazo para seguir motivado durante el proceso, algo que frecuentemente olvidamos.
  8. Acéptate y perdónate
    Aprender a perdonarse y a aceptarse a uno mismo es un aspecto importante para poder prevenir la depresión. Es decir, que es necesario perdonarnos por los errores cometidos o por las cosas que no hicimos como debíamos. El pasado no puede cambiarse, pero la percepción que tenemos sobre el pasado sí.
    Aceptarse y perdonarse es una elección propia, que supone afrontar también nuestro pasado y nuestro presente, aprendiendo a convivir con aquello que no podamos cambiar y asumiendo una actitud positiva ante la vida. Esto no es una tarea fácil, pero es posible.
  9. Aprende a vivir con la incertidumbre
    Desde jóvenes nos han educado para tener una vida tranquila y perfecta, pero la realidad no siempre es así, especialmente en los tiempos que corren. Por ejemplo, hace poco más de una década era habitual tener un puesto de trabajo para toda la vida. Hoy en día, tener un empleo estable se ha convertido en algo extraño en muchas profesiones.
    Por tanto, hoy estamos aquí, pero mañana… quién sabe. Tener una mentalidad flexible es mucho más adaptativo que tener una mentalidad rígida, y aprender a vivir con la incertidumbre y con una actitud positiva frente al cambio, te convierte en una persona mucho más preparada para la realidad actual.
  10. Cuida tu nivel de estrés
    El estrés es muy común en el ritmo de vida que llevamos, pero cuando el estrés es continuado, las cosas pueden empeorar y desembocar en una depresión. De hecho, muchas investigaciones afirman que uno de los síntomas que pueden presentarse en el Síndrome del quemado (o Burnout) es la depresión.
    Tratar el estrés lo antes posible puede ser beneficioso para evitar un empeoramiento y futura aparición de depresión. Además, se ha demostrado que una mala organización del tiempo puede provocar distintos trastornos, como depresión o ansiedad.
  11. Evita el alcohol y las drogas
    El alcohol es una droga de legal y socialmente aceptada que puede parecer inofensiva. La realidad es que, consumida de manera frecuente, puede causar problemas serios para la salud. Otras drogas como la marihuana, que también son catalogadas como drogas blandas, pueden provocar trastornos depresivos.
    Pero no sólo el consumo prolongado de estas sustancias es perjudicial, sino que ir drogado o bebido puede llevarte a cometer acciones de las que después puedes arrepentirte. Por tanto, no deberías consumir drogas ilegales, pero si vas a beber alcohol, que sea con moderación.
  12. Duerme lo necesario
    Una buena higiene del sueño afecta positivamente a tu bienestar emocional. Perturbar los ritmos circadianos se asocia a la depresión, y resicronizarlos utilizando suplementos de melatonina se ha demostrado que tiene un efecto antidepresivo. Si tu horario laboral te lo permite, intenta tener hábitos que te ayuden a dormir mejor.
    Por ejemplo, sigue un horario que posibilite que te duermas más o menos misma hora y evita sustancias excitantes a partir de media tarde.
    https://psicologiaymente.com/clinica/depresion-consejos-prevenirla
6
Sep 19

Normas básicas de prevención de Ansiedad y estrés

Normas básicas de prevención de Ansiedad y estrés
La ansiedad y el estrés dependen de múltiples factores, tanto situacionales como personales, por lo tanto son muchas las variables sobre las que podemos incidir para conseguir prevenir o reducir la ansiedad y el estrés.
A nivel personal y de manera muy general, si tenemos en cuenta ambos tipos de factores (situaciones e individuos) cabría señalar algunas variables importantes sobre las que podemos incidir:

  1. La dieta:
    Conviene comer sano, evitando las comidas que sobrecargan a nuestro organismo con pesadas digestiones u otras consecuencias negativas a corto, medio o largo plazo (obesidad, colesterol, etc.)
    Usar el tiempo de comer como momento de descanso y ruptura con nuestras actividades profesionales
    Es bueno aprovechar la comida para hacer vida social y familiar
    No abusar del alcohol en las comidas
  2. Descanso:
    Dormir lo suficiente, en torno a ocho horas
    Tomar vacaciones y fines de semana como tiempo de ocio y descanso
    Fomentar las relaciones sociales como alternativa al trabajo
    Dejar el trabajo en la oficina (tanto los papeles, como las preocupaciones)
  3. Ejercicio físico:
    La práctica moderada de algún deporte o ejercicio físico ayuda a relajarnos
    Andar todos los días al menos treinta minutos
    Utilizar las actividades de ejercicio físico para airearnos (naturaleza) y airear nuestros pensamientos charlando relajadamente con familiares o amigos
  4. Organización:
    La organización del tiempo y de nuestras actividades, estableciendo horarios, es fundamental para poder descansar, no estar preocupados, no sufrir continuos sobresaltos, olvidos importantes, etc.
    No llegar tarde a las citas, contando con los pequeños retrasos habituales para estar a tiempo
    Saber seleccionar actividades cuando no podemos hacer todo
  5. Solución de problemas y toma de decisiones:
    No dejar pasar los problemas: afrontarlos de una manera más activa o más pasiva, pero decidiendo qué es lo mejor en cada caso
    Tomar decisiones siguiendo un proceso lógico: planteamiento del problema, análisis de alternativas (pros y contras), elección de la menos mala. No volver atrás
    No analizar continuamente el problema o las alternativas: esto produce ansiedad
  6. Interpretación de situaciones y problemas:
    El estrés que nos produce un problema o situación depende de las consecuencias que prevemos, pero a veces exageramos las consecuencias negativas (hipervaloramos la probabilidad de que ocurra algo malo, hacemos un análisis catastrofista de las consecuencias, realizamos una interpretación negativa de una situación ambigua, llevamos a cabo anticipaciones negativas y empezamos a sufrir un problema que no existe, etc.)
    Si estamos nerviosos: entender que es natural, la ansiedad es tan natural como el miedo, la alegría o el enfado, y no preocuparnos aún más porque estamos activados o nerviosos
    Actuar con naturalidad, no evitar los problemas, no estar preocupados por lo que los otros puedan pensar de nosotros o de nuestro problema
    Es bueno saber que los demás no perciben nuestros síntomas de ansiedad con la misma intensidad que nosotros los estamos experimentando
    Es bueno pensar que los demás también tienen ansiedad y que cuando nosotros notamos su ansiedad no les condenamos (¿por qué tenemos que ser más severos con nosotros mismos que con otros?)
    No añadir elementos accesorios al problema
  7. Atribuciones y autoestima:
    Si hemos hecho bien una cosa, reconocer nuestra propia autoría y felicitarnos por ello (no ha sido la suerte, sino nuestro esfuerzo y nuestra capacidad)
    Si hemos hecho mal una cosa, no echar balones fuera, reconocer que hemos actuado mal en esta ocasión, analizar nuestros errores y corregirlos, sin culpas, sin pensamientos negativos sobre uno mismo ("esta vez lo he hecho mal, debo corregirlo")
    Es bueno querernos y tratarnos bien
  8. Relaciones con los demás (pareja, amigos, compañeros, familia, etc.):
    Reforzar las conductas positivas de las personas de nuestro entorno, con aprobación, halagos, sonrisas, pequeños detalles, etc.
    Corregir las conductas negativas de las personas de nuestro entorno, dándoles la información a tiempo y nuestra desaprobación, pero sin broncas, sin culpas, ni otros castigos
    No sacar continuamente los problemas del pasado, las culpas de los demás (ya los perdonamos)
    Recordar siempre que una pareja en crisis intercambia muchos castigos y pocos refuerzos, justo lo contrario de una pareja sin problemas
  9. Entrenamiento específico en técnicas de control de ansiedad y estrés:
    Practicar la relajación con cierta asiduidad en los momentos en los que nos encontramos peor, dedicándonos algún tiempo a nosotros mismos
    Leer algún libro bueno de autoayuda para aprender a pensar bien, eliminando algunos pensamientos erróneos, ideas irracionales, etc., que nos estresan
    Exponerse poco a poco a las situaciones que tenemos pánico
    Aprender a decir no, cuando nos cuesta mucho, pero sabemos que es mejor decir no
    Practicar nuestras mejores habilidades sociales
    Si tenemos dificultades, no sabemos poner en marcha estas actividades que nos pueden ayudar a controlar nuestro estrés, a reducir nuestra ansiedad, ponernos en manos de un buen especialista. Si seguimos sus indicaciones, nos ayudará a recuperar el bienestar y la salud
    Bibliografía
    Antonio Cano Vindel (2002). "La ansiedad. Claves para vencerla". Málaga: Editorial Arguval
    http://www.ansiedadyestres.org/normas-basicas-de-prevenci%C3%B3n-de-ansiedad-y-estres
5
Sep 19

¿Tienes depresión?

¿Tienes depresión?

Averígualo con éste simple test.

Mediante unas sencillas preguntas podremos determinar si aparentemente pudieras estar afectado por un proceso depresivo. Este test NO constituye un método diagnóstico, y solo se muestra a título informativo. Sus resultados son solo orientativos y su objetivo es detectar de forma temprana los posibles síntomas de un proceso depresivo.

Comienza el test, recuerda que no hay respuestas correctas o incorrectas, su objetivo es detectar una posible depresión y que puedas solicitar ayuda profesional. https://clinicasorigen.es/test/test-de-depresion/

5
Sep 19

Salud mental

Salud mental

Introducción

¿Qué es la salud mental?

La salud mental incluye nuestro bienestar emocional, psicológico y social. Afecta la forma en que pensamos, sentimos y actuamos cuando enfrentamos la vida. También ayuda a determinar cómo manejamos el estrés, nos relacionamos con los demás y tomamos decisiones. La salud mental es importante en todas las etapas de la vida, desde la niñez y la adolescencia hasta la adultez.

¿Qué son las enfermedades mentales?

Las enfermedades mentales son afecciones graves que pueden afectar la manera de pensar, su humor y su comportamiento. Pueden ser ocasionales o de larga duración. Pueden afectar su capacidad de relacionarse con los demás y funcionar cada día. Los problemas mentales son comunes, más de la mitad de todos los estadounidenses serán diagnosticados con un trastorno mental en algún momento de su vida. Sin embargo, hay tratamientos disponibles. Las personas con problemas de salud mental pueden mejorar y muchas de ellas se recuperan por completo.

¿Por qué es importante la salud mental?

La salud mental es importante porque puede ayudarle a:

  • Hacer frente a los problemas de la vida
  • Estar físicamente saludable
  • Tener relaciones sanas
  • Ser un aporte para su comunidad
  • Trabajar en forma productiva
  • Alcanzar su potencial

¿Cómo puedo mejorar mi salud mental?

Existen algunos pasos que puede seguir para mejorar su salud mental. Estos incluyen:

4
Sep 19

El cerebro que sueña está muy despierto

El cerebro que sueña está muy despierto
Mantiene la misma actividad que en la vigilia, y en las mismas regiones
En los últimos años, se han realizado diversos estudios sobre el funcionamiento del cerebro durante el sueño. Uno de los más recientes demuestra que, tanto en la fase REM como en la NREM del sueño, el cerebro se mantiene tan activo como en la vigilia, y en las mismas regiones. Esto supone que, mientras dormimos, el cerebro desarrolla una forma particular de consciencia, que incluye elementos como la memoria o la autorreflexión.
¿Cómo funciona la consciencia durante el sueño? ¿Está, no está? ¿Sigue ahí? Para tratar de esclarecer estas cuestiones, en primer lugar resumamos las etapas del sueño.
Un buen sueño reparador comienza con un adormecimiento (estado de somnolencia que dura unos diez minutos y en el que aún estamos conscientes) y sigue con un sueño ligero en el que disminuyen el ritmo cardíaco y el respiratorio (vamos perdiendo contacto con la realidad de la vigilia).
A continuación, pasamos por una fase de transición hacia el sueño profundo que dura entre dos y tres minutos. Después (cuarta fase no-REM o NREM), entramos en el sueño delta, una fase de sueño en el que nuestras ondas cerebrales son amplias y lentas, al igual que el ritmo respiratorio.
Por último, llegamos a la llamada fase REM, en la que no nos podemos mover a voluntad porque el tronco cerebral bloquea las neuronas motrices. En esta fase, que recibe su nombre del inglés Rapid Eye Movement (Movimiento del Ojo Rápido), debido al característico movimiento de los globos oculares bajo los párpados, es en la que soñamos.
Consciencia onírica y consciencia de la vigilia
Lo curioso de la fase REM es que, en ella, y a pesar de que no estamos conscientes de lo que nos rodea porque estamos profundamente dormidos, nuestro cerebro tiene una actividad similar a la de la vigilia, es decir, desarrolla una consciencia onírica, la consciencia de los sueños.
Hace un año, un estudio de la Universidad Aalto (Finlandia) y la Universidad de Wisconsin (EEUU) reveló que esa actividad cerebral similar a la de la vigilia propia de la fase REM se puede dar también en la fase NREM.
Este hecho, que se constató gracias a análisis cerebrales con estimulación magnética transcraneal y electroencefalografía realizadas a personas en distintas fases del sueño, desafiaría la comprensión que hasta ahora se tenía de los correlatos neuronales de las experiencias conscientes en el sueño, han señalado los autores de la investigación en un artículo de la revista Nature.
En abril de este año, otra investigación constató lo mismo. En este caso, fue publicada en Neuroscience y liderada por Francesca Siclari, directora del Centro de Investigación sobre el Sueño del Centro Hospitalario Universitario Vaudois en Lausanne, Suiza, aunque en ella también participaron científicos del estudio previo.
¿En qué parte del cerebro se da dicha actividad durante la fase REM y, por lo que se ha visto, también en la fase NREM? Según los experimentos realizados, en las regiones corticales posteriores del cerebro, que los científicos han dado en llamar “posterior cortical hot zone” o “zona caliente de la corteza posterior”.
Por otra parte, Siclari y su equipo han comprobado que los sueños implican a otras zonas cerebrales que usamos cuando estamos despiertos. Por ejemplo, cuando en nuestros sueños aparece una cara, además de estar activa la “posterior cortical hot zone”, se activan también las regiones del cerebro implicadas en el reconocimiento facial.
Lo mismo ocurre con otras regiones asociadas al reconocimiento de palabras, movimientos, aspectos espaciales o pensamientos. Por todo, Siclari y su equipo señalan que los sueños serían una forma particular de consciencia que, durante el sueño nocturno, varía enormemente.
https://www.tendencias21.net/El-cerebro-que-suena-esta-muy-despierto_a44285.html

4
Sep 19

La inteligencia humana depende de las conexiones cerebrales

La inteligencia humana depende de las conexiones cerebrales
Mejores conexiones permiten centrarse en la información relevante y procesarla con rapidez
La inteligencia humana depende de las conexiones cerebrales y no de diferencias entre distintas zonas del cerebro, ha descubierto un estudio. Cuando estas conexiones son más intensas, el cerebro selecciona rápidamente la información importante y la procesa con rapidez, descartando lo irrelevante. Esta selección marca la diferencia en la expresión de la inteligencia de una persona.
Las personas inteligentes poseen regiones del cerebro que interaccionan más estrechamente entre ellas, mientras que otras zonas se desconectan más que las otras, según un estudio de la Universidad Goethe en Alemania, del que se informa en un comunicado.
La comprensión de los fundamentos del pensamiento fascina a las personas desde siempre. Los éxitos escolares y profesionales de una persona se atribuyen por lo general a las diferencias individuales que existen en materia de inteligencia.
Hasta ahora, el grado de inteligencia de una persona se atribuía únicamente a diferencias observadas en diferentes partes del cerebro. El nuevo estudio añade que está relacionado también con las conexiones cerebrales y que estas conexiones dominan a la hora de manifestar la inteligencia de una persona.
Los investigadores, capitaneados por la doctora Ulrike Basten, consideran probado que el cerebro de una persona inteligente está conectado de una forma diferente respecto al cerebro de las personas menos inteligentes.
Han llegado a esta conclusión tras estudiar las bases neurológicas de la inteligencia humana. Para ello combinaron los exámenes de imágenes del cerebro de 300 personas obtenidas mediante resonancia magnética, con otros métodos de análisis.
Estos nuevos análisis ponen de manifiesto, entre otras cosas, que ciertas zonas del cerebro de las personas inteligentes participan más intensamente en la circulación de información entre las diferentes redes del cerebro, con la finalidad de que las informaciones importantes sean comunicadas con mayor rapidez y eficacia.
Asimismo, el equipo alemán ha descubierto que algunas regiones cerebrales están menos conectadas del resto de las redes neuronales en las personas menos Inteligentes. Eso significa que las personas más inteligentes tienen un mejor filtrado de las informaciones no pertinentes, lo que repercute en su capacidad de reacción sobre el resto de informaciones.
Ventaja cognitiva
Según Basten, es posible que la integración diferente de estas regiones en las redes cerebrales permita a las personas más inteligentes distinguir más fácilmente la información importante de la no pertinente, lo que representa una ventaja cognitiva para numerosos procesos de pensamiento. Los resultados de este trabajo se publican en la revista Scientific Reports.
En este artículo, los científicos explican que el cerebro funcional está organizado en módulos: "Es como una red social que está formada a su vez por muchas subrredes, como familias o círculos de amigos. Dentro de cada submódulo, los miembros de cada familia están más fuertemente conectados entre ellos que con los miembros de otras familias o círculos de amigos. El cerebro funciona de forma parecida".
Lo que ha constatado este estudio es que en los individuos más inteligentes algunos de esos submódulos cerebrales están más conectados y que por ello el intercambio de la información permite separar rápidamente la que es importante. En las personas menos inteligentes, este intercambio de información es menos intenso, por lo que la acumulación de información retrasa la comprensión y las decisiones que toman con más acierto y rapidez las personas más inteligentes.
Las causas de estas asociaciones siguen siendo una pregunta abierta para los científicos. "Es posible que, debido a sus predisposiciones biológicas, algunas personas desarrollen redes cerebrales que favorezcan comportamientos inteligentes o tareas cognitivas más desafiantes. Sin embargo, es igualmente probable que el uso frecuente del cerebro para tareas cognitivamente desafiantes pueda influir positivamente en el desarrollo de las redes cerebrales. Dado lo poco que sabemos actualmente sobre la inteligencia, parece más probable una interacción de ambos procesos ", explica Basten.
https://www.tendencias21.net/La-inteligencia-humana-depende-de-las-conexiones-cerebrales_a44278.html

3
Sep 19

Descubren por qué funciona la meditación

Descubren por qué funciona la meditación
Modifica las zonas cerebrales relacionadas con los objetivos de las técnicas empleadas
La práctica de la meditación modifica las zonas del cerebro vinculadas a la atención, las competencias socio-afectivas y socio-cognitivas dependiendo de las técnicas mentales empleadas, ha comprobado un estudio. Es la primera vez que se determina qué tipo de práctica mental produce qué efecto y cuáles son los procesos cerebrales implicados en cada técnica.
La meditación cambia la arquitectura de algunas zonas del cerebro y consigue mejorar las habilidades sociales y reducir los niveles de ansiedad, ha descubierto un nuevo estudio realizado por científicos del Instituto Max Planck de Ciencias Cognitivas y del Cerebro en Leipzig, Alemania, cuyos resultados se publican en Science Advances.
Ya se sabía que la meditación se desarrolla mediante una variedad de técnicas de entrenamiento mental que, en principio, pueden ser practicadas por cualquier persona. También se ha demostrado repetidamente que la meditación puede tener un efecto positivo en determinados aspectos de la salud y del bienestar.
Sin embargo, hasta ahora, no estaba claro qué tipo de práctica mental produce qué efecto y cuáles son los procesos subyacentes de los efectos detectados, y es lo que aporta de nuevo esta investigación.
En esta investigación participaron 160 personas que realizaron tres programas de entrenamiento, cada uno de ellos de tres meses de duración y centrados en un área específica de habilidades.
El primer programa estuvo dedicado los factores de conciencia y atención plena, en el cual los participantes realizaron técnicas básicas de meditación, respiración y atención a las sensaciones.
El segundo programa se centró en las competencias socio-afectivas, como la compasión, la gratitud, la empatía o la gestión de emociones difíciles. En este programa los participantes tuvieron que trabajar en parejas para compartir sus emociones.
Actividades socio-cognitivas
En el tercer programa, centrado en actividades socio-cognitivas, como la autopercepción y adquirir la perspectiva de los otros, los participantes aprendieron a tomar diferentes perspectivas de aspectos de su personalidad a partir de experiencias subjetivas, que compartían a través de ejercicios específicos y en parejas.
Las 160 personas realizaron los ejercicios descritos para cada grupo durante 30 minutos al día, seis días a la semana. Al finalizar cada programa, los científicos registraron el estado de los participantes mediante test psicológicos, la medición de la actividad cerebral a través de resonancia magnética y también mediante diferentes análisis para establecer niveles de estrés en el cuerpo, como la liberación de cortisol.
Al concluir el primer programa, los investigadores observaron cambios en áreas en la corteza cerebral vinculadas a la atención, mientras que al acabar los otros dos, centrados en las competencias socio-afectivas y socio-cognitivas, se vieron mejoras en aspectos como la compasión o la toma de perspectiva, con cambios en las regiones del cerebro donde se desarrollan esas habilidades.
Por último, mediante un examen de estrés psicosocial, se descubrió que la secreción de cortisol, la hormona del estrés, disminuyó más de un 51%, aunque solo tras acabar los dos programas centrados en desarrollar competencias sociales. No se percibió esa bajada al acabar el primer programa, destinado a fomentar la atención. Sin embargo, al terminar cada uno de los tres programas, sí se había reducido la percepción subjetiva del estrés.
https://www.tendencias21.net/Descubren-por-que-funciona-la-meditacion_a44202.html

3
Sep 19

TOC - Trastorno Obsesivo Compulsivo

El trastorno obsesivo compulsivo es un trastorno de ansiedad que se caracteriza por pensamientos recurrentes que producen preocupación e incitan a realizar conductas compulsivas y repetitivas para calmar la ansiedad.
Las preocupaciones en el TOC son irracionales, y se producen de forma invasiva e intrusiva a lo que se denomina pensamientos obsesivos, los cuáles están relacionados con repetir una acción insistentemente que es catalogada como compulsión. La persona no puede evitar de hacer las conductas compulsivas ya que siente pánico, temor, preocupación, inquietud y ansiedad.
Las obsesiones
Las podemos definir de la siguiente forma:
Ansiedad y malestar profundo: Impulsos, imágenes recurrentes o pensamientos intrusivas e inapropiadas que causan ansiedad y malestar significativo
Trascienden la vida cotidiana: Los impulsos, imágenes recurrentes o pensamientos van más allá de los problemas de la vida real
Contrarrestar: Se intenta minimizar el valor de los pensamientos, imágenes o impulsos mediante otros pensamientos o actos.
Auto-inducidos: La persona puede reconocer que los pensamientos, imágenes o impulsos son producto de su mente
Las compulsiones
Se definen de la siguiente forma:
Repetitivos: Comportamientos o actos mentales de forma repetitiva que la persona se ve obligada a realizar en respuesta a una obsesión o rituales específicos como por ejemplo: lavado de manos, poner el orden los objetos, rezar, contar o repetir palabras en silencio, entre otras.
Ansiolíticos: Todos los comportamientos anteriormente mencionados tienen en principio la finalidad de calmar la ansiedad que producen los pensamientos recurrentes aunque no estén relacionados con esa situación.
Entre los criterios que definen al TOC, es importante que la persona reconozca que las obsesiones o compulsiones son excesivas e irracionales, exceptuando en el caso de los niños.
Estas obsesiones y compulsiones descritas anteriormente provocan un malestar significativo para las personas, les hacen perder un tiempo mínimo aproximado de una hora diaria en atender y realizar las tareas para calmar la ansiedad, afectan las actividades y relaciones laborales, académicas y sociales.
https://www.rizaldos.com/2019/08/31/trastorno-obsesivo-compulsivo-toc/

2
Sep 19

La contaminación de los coches mata más rápido

La contaminación de los coches mata más rápido
Incluso cuando está por debajo de los niveles aceptados
La contaminación automovilística de las ciudades aumenta el riesgo de mortalidad a corto plazo, independientemente del nivel de exposición y de las condiciones socioeconómicas de las personas.
La exposición a la contaminación del aire urbano puede aumentar el riesgo de mortalidad a corto plazo, incluso a pequeñas concentraciones, confirma un análisis epidemiológico internacional en 652 ciudades de todo el mundo (incluidas 45 españolas, como Madrid, Barcelona y Sevilla) publicado en la revista New England Journal of Medicine.
El estudio representa la evaluación epidemiológica más grande hasta la fecha sobre los efectos a corto plazo de la contaminación del aire.
Los investigadores han reunido datos de series temporales de 652 ciudades de 24 países en el período 1986-2015, y han aplicado métodos estadísticos avanzados para comparar la mortalidad diaria con las concentraciones de contaminación urbana por partículas en suspensión en el aire (PM), emitidas sobre todo por los tubos de escape de los vehículos.
“Se ha encontrado que, en promedio, un aumento de 10 microgramos/m3 en partículas inhalables (PM10) –capaces de penetrar hasta los pulmones- y finas (PM2.5) -generadas por la combustión y que pueden penetrar hasta el torrente sanguíneo- se asocia con un aumento en la mortalidad de 0.44% y 0.68%”, explica Aurelio Tobías, uno de los investigadores.
Antonio Gasparrini, uno de los autores principales del artículo, añade: "Si bien el aumento porcentual de la mortalidad parece pequeño, este riesgo puede conducir a un exceso significativo en el número de muertes, dada la exposición generalizada y las grandes poblaciones que viven en zonas urbanas".
Comparación crítica
La aplicación de la misma metodología de análisis a este conjunto de datos internacional permite una comparación crítica del riesgo entre poblaciones de distintas regiones.
Aunque los investigadores identificaron algunas diferencias, pudieron establecer una asociación positiva en los 24 países, independientemente de los niveles de contaminación y del entorno socioeconómico.
Haidong Kan, el otro autor principal del estudio, señala: "La consistencia del riesgo estimado en múltiples países y poblaciones agrega evidencia sobre el posible vínculo causal entre la exposición a la contaminación del aire y el aumento a corto plazo de la mortalidad".
Cuando los investigadores examinaron la forma de la relación exposición-respuesta, no pudieron identificar un umbral, encontrando aumentos significativos en la mortalidad incluso en exposiciones por debajo niveles umbrales establecidos actualmente en las guías de calidad del aire.
Gasparrini explica: “La ausencia de un umbral discernible significa que es probable que ocurra un aumento sustancial de la mortalidad incluso con baja exposición a partículas. Estos resultados deben tenerse en cuenta al evaluar los beneficios potenciales de las intervenciones para reducir la contaminación del aire urbano, y al revisar valores umbrales existentes para la salud humana”.
https://www.tendencias21.net/La-contaminacion-de-los-coches-mata-mas-rapido_a45411.html



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies