8
Jul 17

La Batalla de los Campos Catalaúnicos (451 d.c.)

En los últimos tiempos del Imperio Romano, cuando una sociedad otrora virtuosa y luz del mundo estaba cayéndose a pedazos víctima de sus propios vicios y errores de los cada vez más incapaces emperadores que la gobernaban, emergió desde las estepas del noreste de Europa la más terrible amenaza para el cristianismo: Atila el huno, un rey que a diferencia de sus antecesores tenía esa clase de ambición desmedida que caracteriza a los gobernantes que han dejado una estela imborrable de crueldad y ferocidad guerrera en el corto tiempo que prácticamente tuvieron el poder del mundo en sus manos.  En aquellos tiempos el imperio romano se hallaba dividido (para una mejor administración) en occidente y oriente, el rey huno no quiso continuar cobrándole tributo a los romanos de oriente e inició una campaña destinada a apoderarse de todo el imperio, gracias al empuje de los 60.000 jinetes hunos (su mejor tropa) que lo seguía más una multitud de mercenarios asiáticos de diferentes procedencias, comenzó a conquistar ciudades sin oposición seria de ningún gobernante, es más muchos de ellos comenzaron a rendirse sin luchar y los pocos que se resistían eran masacrados cruelmente por la jauría de guerreros que comandaba.  La capital del imperio de Oriente en aquel tiempo era la ciudad fortificada de Constantinopla, con muros dobles que hacían casi imposible tomarla, sin embargo Atila al llegar a las puertas de la ciudad comenzó a ejercer un bloqueo de suministros que no le funcionó porque los afligidos ciudadanos tenían salida por mar donde recibían alimentos y hombres armados.  Los hunos deberían intentar entonces un asedio por mar, por donde definitivamente no tenían ventaja alguna; visto esto la impaciencia de Atila pronto jugó a favor de Constantinopla y abandonó el asedio movido por extrañas noticias que acababan de llegarle desde occidente: la princesa Honoria (seguramente una loca a causa de los continuos matrimonios entre parientes) le había pedido se case con ella y por consiguiente herede todo el imperio romano de occidente, al reclamarlo inmediatamente por medios diplomáticos recibió una lógica  negativa y entonces se inició la gran campaña destinada a tomarla por la fuerza. Read the rest of this entry »

 


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies